8 pequeñas críticas y la maldita pereza

635910785282249926-483626609_tumblr_lccq2qrbzd1qzixc2o1_500

Las reseñas de este artículo no están escritas expresamente para el blog, si no que son parte de las reseñas que he escrito durante estos meses en mi perfil de Letterboxd, la red social de cine

Siempre me ha gustado el cine. Vale, ya sé que esta frase puede sonar a tópico (porque lo es), pero dejad que me explique. No me refiero solamente al cine como arte audiovisual. Me refiero a la mitología del cine. De pequeño nunca he visto muchas películas, más allá de las que me ponía mi padre, las que pillaba por la tele, las que veía con amigos durante noches en vela o en mis ocasionales visitas a una sala de cine, donde siempre tenía que comprar palomitas e ir 5 minutos antes para no perderme ni un tráiler.

Así era el ritual. Estaba sentado ansioso en mi butaca con una bolsa de palomitas más grande que yo y miraba maravillado todos esos avances de películas que probablemente no fuera a ver. No sé si era su montaje, su capacidad para embutirte una historia entera en la cabeza en poco más de 2 minutos o que estuvieran diseñados expresamente para hacerte consumir, pero esos avances muchas veces me gustaban más que la película que vendría a continuación, y me pasaba toda la cinta pensando en todas aquellas historias de las que había visto destellos hace unos momentos.

Y así empezó.

Todos los meses me aseguraba de comprar un ejemplar de CinemaníaFotogramas o la revista de cine pertinente (todavía guardo la colección con cariño) y me la leía varias veces de cabo a rabo, enterándome de todos los estrenos, las películas que estaban por venir, los directores, los actores y demás elementos de la maquinaría que hace funcionar al séptimo arte. Todos los años, tras los Óscar, me levantaba pronto para ver la lista de ganadores y, aunque no hubiera visto ni una película de las mencionadas, sabía de que iban a la perfección y poco me faltaba para conocer el nombre del chaval que traía cafés al director durante el rodaje.

Nunca me he preguntado por qué siempre he abordado el cine de una forma tan superficial. Quizá me faltaba madurez, quizá lo que realmente me estimulaba era el bombardeo de información. El caso es que sólo he empezado a ver cine con más asiduidad estos dos últimos años, al rodearme de gente con gustos parecidos y al llegar a cierta edad en la cual solo era lógico que desarrollara ese gusto (y al descubrir Pirate Bay. Jeje)

Este año ha sido el más cinéfilo de mi vida. Todo gracias en parte a Letterboxd, una red social que me permite descubrir películas nuevas, registrar mis visionados y leer las opiniones de gente que sabe mucho más que yo. Desde que me registré, me obligué a hacer un ejercicio: pequeñas reseñas de las películas que iba viendo. Aquí van 8 de ellas. Sin spoilers, tranquis.

Rashomon (Akira Kurosawa), 1950.

01
Que bien nos lo pasemos

Es la segunda película que veo de Kurosawa, y no me esperaba menos de él. Todos los planos tienen una carga visual impresionante, con todos los elementos en pantalla interactuando entre sí para ofrecer una obra de arte tan pura que no deja nada al azar. Cada fotograma es una historia, y su forma de narrarla visualmente es magistral. Desde los diálogos en los que se nos muestra una dualidad entre varios personajes moralmente opuestos hasta las asombrosas escenas de lucha y pasando por los ingeniosos e innovadores movimientos de la cámara, Kurosawa nos introduce en este pequeño cuento sobre un crimen pasional que, a pesar de no ser tan grandilocuente como “Los siete samuráis”, goza de la misma maestría cinematográfica.

A pesar del comportamiento exagerado y caricaturesco de los personajes, o quizá gracias a él, las actuaciones son de una gran calidad, con Toshiro Mifune comiéndose la pantalla.

Es muy llamativa la original forma de contar la historia, que culmina con una moraleja sobre la moral y la bondad del hombre, por parte de los tres intermediadores de la cinta, que se resguardan de la lluvia bajo un templo.

“Es difícil sobrevivir si no eres un egoísta”, sostiene uno de ellos. Está en nuestras manos creerlo o no.

Por mi parte, prefiero conservar la esperanza.

4,5/5

Spotlight (Thomas McCarthy), 2015.

spotlight
Porque qué podría salir mal de meter a Hulk y Dientes de Sable en la misma habitación

Spotlight dura 2 horas, y me atrevería a decir que un 80% de ese tiempo consta de gente sentada hablando. Y ahí está su verdadera virtud. Es fácil dirigir películas de acción, paisajes naturales y pomposas fantasías. Pero cuando estás frente a cuatro paredes, un despacho y unos periodistas hablando es cuando realmente tienes que brillar.

Una dirección vaga haría de esta la película más aburrida sobre la faz de la tierra. Y aunque sí, hay algo de plano/contraplano, Spotlight sale bastante ilesa del abismo de la mediocridad. Tiene un guión brutal, que engancha desde el minuto 1, y unas actuaciones que no serán de lo mejor de lo que hemos visto, pero todas con sus matices (impecable ese Mark Ruffalo), y cumplen de sobra. Te presenta un mundo crudo, que al fin y al cabo es el nuestro, y lidia con una verdad tan incómoda como necesaria.

A pesar de ser una película de despachos, me han encantado los planos exteriores. Como en todos y cada uno, se oyen unas campanas, o se divisa una iglesia de fondo, o incluso se ve la mirada de algún cura acechando a nuestros protagonistas de cerca. Esta película habla sobre lo difícil que es enfrentarse a algo que es mucho más grande que tú, y sobre como Spotlight lo consiguió.

4/5

 

The Lobster (Yorgos Lanthimos), 2015.

lobstersmall

Pero menuda puta ida de olla. Todos mis respetos a Yorgos Lanthimos por coger a una plantilla de actores de primera división (Colin Farrell está en modo Dios) y situarlos en un mundo distópico en el que nos muestra su macabra visión de las relaciones sentimentales. Menudas novias tuvo que haber tenido el tío, tú.

La idea de esta película que va a caballo entre drama, comedia y terror distópico es de lo más original y oníricamente alocado que he visto en mucho tiempo, y a la industria le hacen falta más mentes así.

Le pongo un 7 porque la estructura de la película se tambalea mucho, porque a veces no sabe muy bien que pretende contar y porque, en líneas generales, sé que este hombre puede hacerlo mejor. Pero eh, CALITÉ

3,5/5

The Grand Budapest Hotel (Wes Anderson), 2014.

toni20lobby_large

Una colorida pantomima situada en un mundo de juguete, El gran hotel Budapest es un cuento que recuerda más a “Big Fish” o a las antiguas comedias soviéticas que a una producción hecha en EEUU en el año 2014.

Mantiene el famoso estilo simétrico de Wes Anderson, lo mezcla con una divertida banda sonora y actuaciones efectivas y resulta en una película tan dulce como el mejor chocolate Mendl. Además, me ha hecho reír más que la mayoría de las comedias americanas de hoy en día. Una de esas películas que te hace ser, aunque sea un poco, mejor persona.

4/5

Memories of Murder (Bong Joon-ho), 2003.

50
-Y le dice “No, pero me gustaría verlas”ajajajaj +¿Pero me vais a dar de comer? -Si bueno, y qué más

 

Una de las películas detectivescas más inteligentes que he visto. No muestra solamente los grotescos crímenes que comete el asesino, si no que también trata la relación de todo el equipo de investigación (especialmente de los dos protagonistas), la ética en el trabajo de detective, la impotencia ante lo que creemos injusto y, en cierta medida, la condición humana en un todo.

Cabe destacar los increíbles planos que nos brinda el director, muchos de ellos fijos durante toda una secuencia para transmitir empatía y mostrar mejor la relación entre todos los personajes, con decenas de pequeñas historias escondidas en pequeños detalles. También la evolución de ambos protagonistas, que es sencillamente redonda.

Me gustaría ponerle alguna pega a esta película; no por maldad, si no para intentar comprender por qué demonios no está considerada entre las grandes obras del cine universal. Pero así en caliente no puedo; será verdad que es tan buena. Maldito americo-centrismo.

4,5/5

Capitán América: Civil War (Hermanos Russo), 2016.

guerra-civil01
A ver Raúl, ¿¡PERO CUÁNTAS VECES TENGO QUE DECIRTE QUE ESTA CIVIL WAR NO ES, QUE ES LA DE MARVEL!? ¡NO HUYA, MERLUZO, NO HUYA!

Civil War es la cúspide de todo lo que el universo meticulosamente construido de Marvel nos ha podido ofrecer, con todo lo ocurrido hasta ahora uniendo lazos de forma espectacular.

Y ya no es solo la dirección de los Russo, que nos ha dado la mejor acción del universo Marvel de lejos. No son solo los gags perfectamente implementados que no llegan a molestar y te hacen soltar carcajadas sanísimas. No es solo el mejor Spider-Man que hayamos visto o vayamos a ver en la historia del cine, ni un Barón Zemo impresionante. Es que esta cinta, como obra cinematográfica más allá del puro frikismo… Coño, que cumple de sobra.

Tenemos una película redonda, con sus toques de drama, comedia y thriller (el tramo final es asfixiante, y más aún por tratarse de los personajes a los que conocemos y hemos visto evolucionar) uniéndose para dar todo el potencial que la gente de la Casa de las Ideas ha traído al Séptimo Arte. Una peli que, preveo, sobrevivirá muy bien al paso de los años y será considerada como un clásico absoluto.

Cabe destacar la fantástica labor de marketing, no me he visto venir cosas muy gordas que han pasado en la película y me han hecho disfrutarla como un enano.

Le pongo un 4,5 de 5 para que los de Marvel no se me relajen, pero vaya, que vivimos en una época muy bonita.

4,5/5, lo pone bien clarito, vaya.

10 Cloverfield Lane (Dan Trachtenberg), 2016.

descarga-12

Y oye, que no te puedo contar el final del chiste porque sería spoiler y eso. De hecho, cuanto menos sepas de esta película al verla, mejor.

¿Que por qué deberías verla? Pues a lo mejor porque es un pepino de debut cinematográfico por parte de Dan Trachtenberg (hay que seguirle muy de cerca), por su estructura y ritmo perfectos, por su sonido excepcional, por como sabe mantener su tensión, por su controvertido final, por las mil influencias y referencias…

Pero principalmente por John Goodman.
Sip, John Goodman mola demasiado.

4/5

The Taste of Tea (Katsuhito Ishii), 2003.

taste-of-tea
Os juro que esto es de lo más normal que pasa en la película

Empecemos por lo obvio: esta película es más rara que un perro verde. Pensaba que sería una de esas que o amas o odias, pero conforme ha ido avanzando me he ido dando cuenta de que cualquiera puede apreciar esta obra con la suficiente predisposición, igual que la hipnosis de Nobuo.

Y es que “The Taste of Tea” no es rara en aras de ser rara. Aprovecha su surrealismo, y lo abraza totalmente para entrar en la mente de sus personajes y tomar decisiones estilísticas muy interesantes, que funcionan muy bien en el ambiente rural del filme. Y es en el mundo rural donde se desarrolla la historia de los Haruno, una familia con la que acabas empatizando por completo mientras ves como, cada uno a su manera, gestionan los cambios en su vida y solucionan los obstáculos lo mejor posible.

Y es que al final, esta película no es nada grandilocuente pese a su estilo rocambolesco. Cada personaje vive su vida y supera sus pequeños retos, ya sean compaginar su vida laboral con la familiar, triunfar en el amor o deshacerse de una carga que llevan mucho tiempo soportando.

Y para qué engañarnos, a pesar de todo, “The Taste of Tea” termina siendo bonita. Y recordándonos que, a pesar de todo, todos los días sale el Sol.

Ah, y sale Hideaki Anno siendo fabuloso. Vamos, que la veas.

3,5/5

Y eso…

Bueno, pues esta es la primera vez que actualizo el blog en meses, y aún así he hecho un poquillo de trampa. Me prometí a mi mismo actualizarlo mensualmente pero he tenido mucha faena, me ha dado palo y el ciclo ha ido retroalimentándose hasta el punto en que quedaría indigno volver a publicar algo así sin más. Por eso he hecho esta especie de proto-artículo, principalmente para tres cosas:

-Para que quizá descubráis alguna película nueva, y me sigáis en Letterboxd (haceos cuenta, que no cuesta nada, y nos hacemos amiwis de pelis)

-Para volver a las riendas sin ningún proyecto muy tocho.

-Para recibir feedback.

 

Sobretodo me gustaría hablar de esta última. Sé que esto está lejos de ser perfecto. Qué demonios, probablemente esté lejos de ser decente. Recibí bastantes críticas positivas en la reseña de Star Wars, pero me vendrían bien unas cuantas críticas negativas para saber a dónde reconducir esto. Ahí arriba tenéis 8 pequeñas muestras de mi estilo, decidme que debería mejorar, si es ameno de leer, si escribo mucho sin decir nada. No tengáis miedo de hablar conmigo, porque, al fin y al cabo, si de vez en cuando me pongo a soltar mis desvaríos por la red es para que alguien los lea. En cuanto al blog, voy a ver si retomo la actividad. Por lo pronto haré un artículo contando el final del chiste de 10 Cloverfield Lane durante los próximos días. Pero eso, feedback pls.

Muchas gracias.